sábado, 6 de diciembre de 2008

Y va otra vuelta más...

... La vida me ha vuelto a traer hasta vosotros. Dando vueltas sigo entre diferentes trabajos, sentimientos y etapas. No sé si la rutina, el echaros de menos o la necesidad ha hecho que me vuelva a poner ante el teclado a contaros mis andanzas por la vida... Lo cierto es que esta ventanita anónima al ciberespacio es el mejor de todos los psicólogos.

No sé ni por dónde empezar. Hay tanto que contar... Es cierto que este ha sido un año muy malo para mí, que enero empezó negro y diciembre puede que termine gris, pero también tengo que reconocer que todo lo negativo ha sido compensado con el apoyo de A. Un fifty fifty, vamos.

A ver, a ver... ¿por dónde puedo empezar? El trabajo, por ejemplo, ha sido uno de mis mayores quebraderos de cabeza. Finalmente, dejé el puesto. Mi salud valía mucho más que un simple trabajo. Puede que entre en detalle de las razones más adelante. Así que me vi en pleno mes de mayo compuesta y sin novio (es un decir, eh!!! que mi novio sigue al pie del cañón!!!). Por suerte, tan sólo tarde un par de días en que la competencia me reclamara, aunque para un trabajo de media jornada y unas funciones que hasta el momento no había desempeñado nunca. A día de hoy puedo decir que estoy contenta, hace un mes que la jornada se me amplió a completa y ayer firmé mi contrato indefinido. Sin embargo, esta última semana han habido muchos cambios en la empresa... Ya os contaré.

¿Que qué tal el amor? Genial. Aquel chico que parecía no despuntar mucho del resto ya lleva un año y casi dos meses a mi lado. Vivimos juntos. Somos muy diferentes y tenemos peleas cada dos por tres, pero creo que estamos locos el uno por el otro.

La casa, una ruina. Voy a tener que llamar a J*o*r*g*e F*e*r*n*a*n*d*e*z porque es insufrible...

Y creo que como introducción ya está bien. La salud podría decirse que bien y la familia también bien, gracias.

Por hoy vais a tener suerte y no os aburriré más, que me voy a ver a mis abuelos que hace por lo menos dos semanas que los tengo abandonados. Con esto y un bizcocho... hasta que A. se vaya mañana a trabajar y pueda aprovechar!!!

lunes, 21 de enero de 2008

Enero negro

Ha sido un comienzo de año muy duro. El día 2 murió mi abuelo. Alguna vez ya hablé de él... No vivíamos en la misma ciudad y, muchas veces, nuestra relación se reducía a la típica llamada de los domingos. En ese escaso contacto telefónico los temas nunca eran demasiado profundos; nunca hubo un gran entendimiento. Los últimos años de su vida, desde que mi abuela murió hace ocho años, los quebraderos de cabeza que nos ha dado y, en especial, a mi padre han sido tremendos. Siempre tuve la duda de cómo sería este momento cuando llegara, pues intuía que quizá tan sólo llegara a echar de menos la llamada telefónica. Pero no ha sido así, ha sido lo más duro que he vivido nunca, días angustiosos, situaciones en las que no he sabido cómo comportarme y un apoyo enorme que dar a mi padre.

En estos días que pasé de tanatorio, de noches en vela y de momentos fúnebres, mi empresa no se olvidó de mí en ningún momento. Hacía escasas horas que había salido de la ciudad de viaje para llegar a la ciudad de mi abuelo, manteniendo la calma al volante mientras mi hermano y mi madre iban destrozados, y mi padre estaba sólo con el cadaver de mi abuelo, cuando me llamaban para preguntarme cuándo me pensaba incorporar. Después de eso, los engaños para intentar que no me cogiera los cuatro días que a todo trabajador le corresponde se han sucedido.

El día cuatro por la noche esparcimos sus cenizas por la serranía del lugar; era un hombre de campo. Y la noche de Reyes por fin llegamos a casa, sin ganas ninguna regalos ni celebraciones. Sin embargo, mi padre nos regaló a mi hermano y a mi dos crías de a*g*a*p*o*r*n*i*s. Fue uno de los mejores regalos de mi vida. Es increíble el cariño que se le puede coger a un p*o*ll*i*t*o de apenas una semana. Hace un par de días también murieron los dos. El de mi hermano pensamos que de frio, era muy pequeñín y se salió del n*i*d*o por la noche. Por la mañana estaba heladito y se murió en mis manos. El mío estaba bien, comía genial, jugaba todo el rato y estaba calentito. A las seis de la mañana me levanté para darle la papilla y a las diez ya estaba muerto. Todavía lo pienso y me culpo de que esa pequeñita vida no saliera hacia adelante. Fue horrible verlo sin vida.

Estoy deseando que termine este mes de enero porque ya no aguanto más. Estoy más sensible que de costumbre, lloro por cualquier cosa y me irrito constantemente con A. No sé qué me está pasando pero quiero que termine ya. La vida es dura pero nadie me dijo nunca que vivir doliera tanto.

domingo, 25 de noviembre de 2007

Me llaman la desaparecida...



... que cuando llega ya se pira; volando vengo, volando voy...


Sorry, sorry, sorry!!! Yo no quería!!! No podía abandonaros pero todas las fuerzas cósmicas del universo, junto a los puntos negros de galaxias paralelas, se unieron para hacerme imposible el poder escribir tan sólo un comentario tranquilizador, que diera cuentas de que no he muerto, de que sigo aquí esperándote y que tu dulce boca ruede por mi piel...


Hoy es el día propicio para volver a mi cibermorada, ni ayer ni mañana; hoy. ¿Por qué? Pues porque no podía dejar pasar la oportunidad de felicitaros a todos. Posiblemente no os lleguen mis mejores deseos de amor, sexo, drogas, rock 'n roll y trabajo justo para 2008, quizá mi blog haya quedado en un lugar para el recuerdo pero soy muy tozuda y no pararé hasta haceros saber que he vuelto; unas veces más persona, otras veces menos, lejos en la distancia pero cerca vuestra siempre.

Es época de balance y tal vez de dar explicaciones de mi repentina desaparición...

- Prácticamente llevo tres meses de mudanza y aún no he conseguido llevarme ni la mitad de mis cosas de casa de mis padres. Además de lo ocupada que me tiene el 'lleva-trae', todavía no tengo Internet en mi dulce hogar, por lo que la actualización del blog es casi imposible. Pero hay más, mi ordenador murió. Un día dijo hasta aquí y decidió hibernar, así que formateo al canto y pérdida de todo.

- La época de fichajes quedó paralizada a principios de octubre. Finalmente A., mi compi de deportes, fue el elegido y ya llevamos tres mesecitos. Esta parte se merece un post especial así que no daré muchas más pistas...

- El trabajo me tiene totalmente esclavizada... Tanto, tanto, tando que he decidido probar suerte en un sector totalmente distinto al mío, algo así como... la banca. De momento he echado el cv pero, como era de esperar, estoy sin noticias de Holanda.


Y con esto y un bizcocho... No os aburro más que son las ocho!!! (Sí, son las ocho aunque en la hora del post ponga otra hora pero es que no tengo ni idea de cómo cambiarlo). Sólo deciros que espero poder seguir muuucho tiempo a vuestro lado y desearos lo mejor...



¡¡¡FELIZ 2008 y nada de rimas fáciles!!!






jueves, 4 de octubre de 2007

Los excesos se pagan...

... y ahora estoy malita en la cama. No, no ha sido de fiestas, alcohol y sexo. Más bien de aire acondicionado, estrés y superiores ineptos. En fin, pero hoy estoy mejor y me han venido bien estos días en casita. Además, mañana empieza mi fin de semana, así que empalmando (y no penséis mal), empalmando... Casi una semana de descanso que me marco.


En el p*e*r*i*ó*d*i*c*o? Bien, gracias... Nos acabamos de quedar sin plantilla. Po zi. De los siete redactores que teníamos nos quedan dos. Qué alegría, qué alboroto!!! Estamos sacando la edición entre tres personas, más o menos. A esto hay que sumarle que las decisiones del C*o*n*s*e*j*o E*d*i*t*o*r*i*a*l son como para limpiarse el culo con ellas. Exactamente lo mismo que hicieron con los P*r*e*s*u*p*u*e*s*t*o*s G*e*n*e*r*a*l*e*s del E*s*t*a*d*o. Sí, sí. Tenemos el dudoso honor de ser tan independientes, tan independientes, como para ser el único medio en E*s*p*a*ñ*a que no hizo ni una triste referencia al tan esperado y polémico proyecto.


En cuanto a M... M??? Quién es M.? Nada, días malos al principio pero, por suerte o por desgracia, mi trabajo no me deja demasiado tiempo como para autocompadecerme mucho. Además, el ser la chica "nueva", relativamente, me tiene muuuy entretenida. El caso es que de novedad aquí tengo muy poco, tan sólo he faltado un añito pero la gente o no se acordaba de mí, o llegaron después de mi partida o no lo entiendo.


Con D. bastante mal, la verdad. Intenté que las cosas funcionaran pero eso no vale de nada cuando sientes que, realmente, no sois compatibles. Se lo expliqué todo lo más claro que pude. Quizá fui un poco dura pero no quería que se hiciera falsas esperanzas.
Su contestación: Bueno pues si antes no éramos nada y nos liábamos... Espero que sigamos sin ser nada.
Mi pensamiento: Ha entendido lo que le ha salido de los cojones.
Así que después de un par de feos por su parte y ponerme yo en mi sitio, parece que la relación avanza como tenía que haber sido desde un principio: simplemente laboral o profesional.


La sección de d*e*p*o*r*t*e*s es caso aparte. El r*e*d*a*c*t*o*r j*e*f*e me tiene completamente descolocada. No es que me tire los trastos, es que no sé cómo sigo viva después de sus ataques. El caso es que el chaval tiene novia desde hace seis años, planes de boda para el año que viene y, supuestamente, era el confidente de D. No sé, lo mismo son paranoias mías. Pero que me llame todas las noches para ver qué tal he terminado de trabajar o sus insistentes invitaciones para cenar, me hacen pensar mal.

Por otra parte está A. También de d*e*p*o*r*t*e*s. No es guapo pero me parece súper atractivo y me encanta su forma de ser; por lo menos de momento. El otro día me sorprendió con unas entradas para ir al circo esta tarde. Sí, qué pasa? Soy súper payasa y un poquito infantil... Y qué? Parece ser que me ha descubierto a la primera. El caso es que hizo mogollón de ilusión, pero estoy malita así que lo vamos a tener que dejar para otro día mejor.


Y como ando en época de fichajes... K. completa la plantilla!!! Sin dudas, es el que más posibilidades tiene de ser pichichi pero aún va a tener que entrenar muchísimo. Lo conocí hace dos sábados al salir de una discoteca, aunque la verdad es que sabía quién era de vista de toda la vida. El caso es que la cosa empezó cuando nos chocamos en la puerta del garito y terminó en mi portal, al más puro estilo quinceañero. Desde entonces no ha habido ni un solo día que no haya recibido un sms suyo o una llamadita. El sábado pasado quedamos y me lo pasé bastante bien, aunque tuve que perdonarle que me hablara de política en la primera cita. Creo que me gusta pero ya veremos qué pasa...


Y con esto y un bizcocho... Puede que siga escribiendo a las ocho!!! Que vaya rollo os acabo de soltar...

miércoles, 19 de septiembre de 2007

El tiempo...

... pone a cada cosa en su lugar y a mí me va a terminar poniendo o en una camilla en un coma provocado del estrés o en el diván de algún sacapelascometarros. Llevo doce días seguidos currando, sin librar, y hoy el cuerpo ya no me responde. Aún me queda un día más para poder descansar pero no sé si llegaré. Aunque poco a poco tanto esfuerzo y dedicación van teniendo su recompensa... Especialmente cuando viene en forma de frase de algún compañero.


Nos hemos cambiado de redacción ahora tenemos unas instalaciones del carajo... Tanto es así que he llegado a escuchar que eran una de las mejores de España, pero ya se sabe... Son rumore, son rumore... Bueno pues este maravilloso cambio de ubicación ha traído consigo una maquetación totalmente nueva, innovadora y... Capada!!! Sí!!! No podemos tocar el track, ni el kern, de escalas ni hablamos y en definitiva nada de nada. Te jodes como un campeón y te las comes con patatas. Los ordenadores que nos han puesto son la caña, los últimos que han salido al mercado de pantalla plana panorámica... La hostia, si no fuera porque les han instalado control remoto y cámaras por las que los técnicos nos controlan toooodo lo que hacemos. El sistema de llamadas también lo han renovado totalmente, tanto, tanto, tanto... Que nos han puesto a una recepcionista que es la que nos hace de intermediaria entre la persona con la que tenemos que hablar y nosotros. Resultado: Ya se nos han jodido un montón de fuentes, hay unas retenciones que te cagas para hablar y es inoperativo de la hostia.


Con esta panorama no es de extrañar que, desde el domingo pasado, no he salido ni un solo día antes de las dos de la mañana. Insólito. El otro día el director y el gerente estaban acojonados porque se pensaban que al día siguiente ya no volvería. Es lo típico, han delegado tanto en mí que no doy abasto y nadie se da cuenta de eso...


Una de mis principales preocupaciones, que fue la actitud de mis compañeros hacia mí se ha convertido en un alivio. Parece que llevara años en la empresa. Nunca me costó demasiado relacionarme pero con la experiencia del anterior trabajo, la verdad es que iba bastante escamada... Sin embargo, han hecho que me sienta como en casa y parece que ya soy parte indispensable de ellos.


Esta mañana desayunando con una de las redactoras que veía más reticentes al principio, vamos que me echaba unas miradas que me fulminaba, me decía:


E.: Tengo que decirte una cosa, espero que no te siente mal...
BEC: A ver, surprise me...
E.: Es que cuando llegaste no te tragaba, pensaba que eras mala... Pero mala de verdad, con esa cara de mala hostia y tan borde como pareces por la calle...
BEC: Debo sentirme halagada? jajaja
E.: No, bueno quería decirte que me pareces una tía de puta madre.


Estas pequeñas cosas son las que me hace sentir bien.


Además, creo que voy a darle una oportunidad a D. Todo lo de M. y el embarazo me ha hecho pensar mucho y no sé si será por resentimiento o porque egoistamente necesito una buena dosis de mimos y sentirme querida, o será porque en la distancia las cosas que no soportas se hacen tan leves que apenas te acuerdas de ellas... No sé. De todas formas mi sinceridad me pierde y ya sabe que hay algo que no va bien, se lo explicaré todo, aunque pequeños detalles como es el factor cibernético no tiene porqué saberlo ya que no le aportaría nada, y ya se verá lo que pasa. De todas formas él también tiene un pasado, del que ha renegado a preguntas mías y del que he descubierto muchas cosas esta semana. Así que ya verá lo que pasa...


Hoy no he sabido nada de M. No me acuerdo la última vez que me sentí tan sola, tan triste. Anoche le mandé un sms, simplemente le decía que lo echaba de menos. Era la verdad, sé que no debería haberlo hecho. Cuando subí de sacar al perro me había escrito por el msn, diciéndome lo mal que se sentía y el daño que sabía que me estaba haciendo. Aproveché y más o menos le intenté explicar lo que sentía, pero ya no estaba... Casualidades de la vida. Hoy la comunicación ha sido nula, me he pasado todo el día mirando el móvil pero las veces que ha sonado, y se me ha encogido el corazón, no era él. No quiere saber nada más de mí.


Hoy también me han echado más edad de la que tengo. A mí que hasta hace un mes me pedían el DNI en los supermercados para comprar vino blanco de cocinar... Debe ser que he envejecido en dos días lo que no había hecho en diez años. La frase ha sido: Ah que tienes menos??? Es que eres tan mujer...

martes, 18 de septiembre de 2007

Se acabó

Anoche no recibí mi sms de buenas noches y esta mañana no ha habido nadie que me dijera al oído las muchas ganas que tiene de verme


Nunca pensé que me podría pasar... Si me lo hubieran dicho no lo hubiera creído y ahora estoy aquí hundiéndome en un mar de lágrimas. Tan sólo he llorado una vez en mi vida por una persona, a la que quería con todas mis fuerzas. El resto de relaciones supongo que no me llegaron a calar como para eso y, aunque en esos momentos me hubiera gustado ver rodar alguna lágrima por mis mejillas como símbolo trágico de un romanticismo roto, nunca fue así.


Hoy no tengo consuelo ni razón. El sinsentido me nubla la visión. Hoy ha terminado todo lo que podría haber sido y nunca llegará a ser. M., aquel por el que perdí la cabeza sin motivo, se ha despedido de mí. No entré en muchos detalles en el anterior post; ahora lo hago. El llevaba un año con una amiga, manteniendo una relación que no parecía importarle mucho dado su actitud hacia otras chicas. Se suponía que tampoco iba a ser impedimento para nosotros. En tan sólo quince días nos veíamos. Hacía varias semanas que no tenían contacto y anoche ella insistió en que cenaran juntos. Tenía algo importante que decirle: está embarazada.


"Lo siento, no te mereces estar en medio de una situación así. Chao"


Muy pocas palabras. No tengo consuelo. No sé si es ira, odio o una pena tremenda pero no consigo dejar de llorar. No me entiendo, no entiendo la situación, no quiero entenderla.

domingo, 16 de septiembre de 2007

La cara y la cruz

Mañana hago justo un mes y medio en el periódico y las cosas han progresado adecuadamente. Ya me he hecho prácticamente con mis áreas, las funciones de r*e*d*a*c*t*o*r*a j*e*f*e las sobrellevo y mis compañeros ya me aceptan y me toleran... Algunos más de la cuenta. Sí, la he vuelto a liar. Mira que me se bien el refranero español pero nada, que no aprendo... Mil veces al día me repito: "Donde tengas la olla no metas el órgano genital masculino" pero de poco me sirve. Entrando en faena...

Uno de los redactores, el que más respeto me daba, entre otras cosas porque está tremendo, ha caído en mis redes... O más bien, he caído yo en las suyas y ahora no sé cómo salir. Empezó cediéndome noticias, siguió invitándome a un café y terminó diciendome que se había enamorado. NOOOOOOOOOOOO!!! No me digas esa palabra que salgo por patas... Fisicamente me atrae, me atrae muchísimo pero su forma de ser me saca de quicio. Somos la noche y el día... Y claro, se produjo el eclipse. Hemos estado liados dos o tres días antes de que se fuera de vacaciones y se ha embalado tanto, tanto, tanto... Que ha cancelado su viaje a I*t*a*l*i*a para volver a mi city para estar conmigo. ¿Cómo coño le digo que no venga? Que no me apetece verlo... Que esto no va a seguir adelante y que sólo han sido cuatro besos tontos...

... No dejo de pensar en él. Creo que me estoy quedando loca, me despierto con sus sms y me duermo con sus llamadas. Nos conocemos desde hace casi dos meses y desde entonces no hemos dejado de hablar más de una hora seguida. Me paso el día dándole vueltas a lo mismo y es que... nunca nos hemos visto en persona. ¿Cómo puedo sentir tantas cosas hacia una persona a la que nunca he tenido cerca? Tengo muchísimos prejuicios pero sería una tontería entrar ahora en detalles. Nadie sabe nada, me avergüenza contarlo. Me rallo continuamente porque no lo concibo, esto no me puede pasar a mí...