domingo, 16 de septiembre de 2007

La cara y la cruz

Mañana hago justo un mes y medio en el periódico y las cosas han progresado adecuadamente. Ya me he hecho prácticamente con mis áreas, las funciones de r*e*d*a*c*t*o*r*a j*e*f*e las sobrellevo y mis compañeros ya me aceptan y me toleran... Algunos más de la cuenta. Sí, la he vuelto a liar. Mira que me se bien el refranero español pero nada, que no aprendo... Mil veces al día me repito: "Donde tengas la olla no metas el órgano genital masculino" pero de poco me sirve. Entrando en faena...

Uno de los redactores, el que más respeto me daba, entre otras cosas porque está tremendo, ha caído en mis redes... O más bien, he caído yo en las suyas y ahora no sé cómo salir. Empezó cediéndome noticias, siguió invitándome a un café y terminó diciendome que se había enamorado. NOOOOOOOOOOOO!!! No me digas esa palabra que salgo por patas... Fisicamente me atrae, me atrae muchísimo pero su forma de ser me saca de quicio. Somos la noche y el día... Y claro, se produjo el eclipse. Hemos estado liados dos o tres días antes de que se fuera de vacaciones y se ha embalado tanto, tanto, tanto... Que ha cancelado su viaje a I*t*a*l*i*a para volver a mi city para estar conmigo. ¿Cómo coño le digo que no venga? Que no me apetece verlo... Que esto no va a seguir adelante y que sólo han sido cuatro besos tontos...

... No dejo de pensar en él. Creo que me estoy quedando loca, me despierto con sus sms y me duermo con sus llamadas. Nos conocemos desde hace casi dos meses y desde entonces no hemos dejado de hablar más de una hora seguida. Me paso el día dándole vueltas a lo mismo y es que... nunca nos hemos visto en persona. ¿Cómo puedo sentir tantas cosas hacia una persona a la que nunca he tenido cerca? Tengo muchísimos prejuicios pero sería una tontería entrar ahora en detalles. Nadie sabe nada, me avergüenza contarlo. Me rallo continuamente porque no lo concibo, esto no me puede pasar a mí...

5 comentarios:

Aran dijo...

Yo no creía en esas cosas, pensaba que nunca podría llamarme la atención alguien a quien no conociese en persona. Pero nunca digas de esta agua no beberé porque, solo por decirlo, acabas bebiendote el rio entero. La persona que ahora está a mi lado la conocí así, sin verla. Y ahora es quien me hace feliz.
Así que mi consejo es que no tengas prejuicios y que vivas tu vida como te apetece, que hagas lo que quieras en cada momento...quien sabe como acabara la historia con ese chico que te da los buenos dias...

chucho dijo...

Uy uy, en el curro noooo, ¡mal mal mal!
Bueno en serio, espero que tengas más suerte que yo y que vaya bien la historia, pero sobre todo que si se rompe tengáis un trato normal...

Espineli dijo...

Jajajajajaja, parecereis, Lois y Clark, que es cachondeo, invitale a una birra no se.
Salu2.

chapete dijo...

Chica,tu relajate...y lo que tenga que pasar,pasara....


y luego nos lo cuentas (Joder,Chape,que cotilla eres...)


chauuuuuuuu

El futuro bloguero dijo...

Uff, dificil mezcla. Yo me enrollé con una de mi trabajo una vez y me acabé casando. (Pero la despedí primero jajajaja, por aquello de no mezclar)

Un beso